3.16.2012

454.


Las sombras del atardecer empiezan a caer y la luna se asoma entre las ramas de este árbol donde me sente a pensar en ti.

Hermosa y silenciosa; muda y delicada; envía su luz a cada rincón donde alcanza, mientras el viento coqueto baila entre las hojas, jugando con la luz de la luna, formando figuras en el césped; suspiro, lento y cierro los ojos, dejando que el viento juegue entre mis cabellos, imaginando que son tus dedos los que lo hacen.

Pienso que aún en la distancia, tu puedes estar mirando la misma luna en el cielo y le pido que te acompañe en tu andar, que te cuide de la manera en que no puedo hacerlo yo, que por las noches cuando estés dormido, con un rayo de luz te haga una suave caricia y te diga cuanto es que te amo y todo lo que significas para mi.

-Lo harás?- Le susurro a la luna.

Lentamente me levanto, mientras cierro mi abrigo, y antes de emprender mi camino, alzo la mirada hacia el cielo y sonrío nostálgica, y creo que lo hará, que te dirá todo lo que yo con la distancia no puedo decirte, al fin y al cabo es la luna, la misma luna la que vemos los dos.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Gracias katty por prestarme tu hermosa foto para usarle en mi post y por la inspiración que encontré en ella.

1 comentario:

Dragonfly dijo...

Awww... ya sabes lo que pienso de tu escrito, porque ya desde que lo leí me recordó tantas cosas...

"Y aquí me tienes hoy, pensando en ti, desde el momento en que abrí mis ojos.

Aún puedo recordar el aroma de tu piel al despertar en la mañana y tu sonrisa matutina.

Aún sonrío al verte llegar con una taza de té , para sentarte a ver las noticias conmigo, mientras esperas a que termine de despertar.

Aún ansío volver a encontrarme contigo, abrazarte y que no me deje ir.

Aún, miro con nostalgia aquellas fotos que quedaron como recuerdos de esos días que pasamos juntos.

Aún te extraño cada día.

Aún espero nuestro reencuento.